jueves, 11 de octubre de 2018

¿No llegaste a sentirte vacío?
¿no sentiste a las estrellas pesar sobre tus hombros,
como si no las merecieras?
Te vi llorar por cielos menos rotos que el mio.
Te vi extrañarte a vos mismo.
Y a pesar de todo, huir.
Y nada de esto es algo que vos puedas poner en palabras,
pero si podés perderte al leerme,
quizás no seamos tan distintos.
Jugaría a robarte palabras, ideas,
robarte a vos y dejarte reposar en mi,
un día, como a las flores.
Al menos para entenderte.
Para no sentirnos tan alejados
de lo que alguna vez fuimos,
en una terraza llena de algo más fuerte que todos nuestros dolores sumados.
Una terraza con menos pesares y más amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario