YayBlogger.com
BLOGGER TEMPLATES

sábado, 3 de octubre de 2015

Silencio.

  Se puede apreciar la soledad cuando se está en silencio, en el exterior y dentro de uno. Cuando la mente deja de retorcerse en hechos pasados y dejamos que el futuro venga como se le de la gana. Al disfrutar una buena película, un libro, al escuchar una canción y cerrar los ojos. O sólo estar sentados sin decir una palabra. Se puede estar en soledad y en compañía. Sólo tiene que ser la correcta.
  Mirar el cielo, y ver las nubes pasar, ojalá fuese más linda mi soledad de tu mano. Pero no lo es... resulta casi un silencio incómodo, desabrido, siento tu ansiedad, querés romper el momento. Sos tan egoísta a veces, pero te quiero. Es más fuerte que yo la costumbre de tus besos. No sos el indicado, pero me da miedo perderte. Quisiera que lo fueras, pero no puedo cambiarte, no es correcto, no es justo.
  Y sin embargo, ya te extraño y no te fuiste, ya quiero volver al pasado y arreglarlo todo. Tengo miedo de ese túnel, do
nde el día es noche y las noches se ahogan en lágrimas y alcohol. Donde tu rostro se dibuja con el humo de mi cigarrillo. Donde intento que mi perfume apague el olor de tu camisa. Y tu remera y tus fotos y tus dibujos queden en mi pieza sin doler tanto.

"Una noción de que un periodo de tiempo diferente, es mejor que el que estamos viviendo. Es una falla en la imaginación romántica de esas personas, que encuentran difícil lidiar con el presente".
"La nostalgia es negación. Negación del doloroso presente".


"Cuanto mayor es el tiempo que hemos dejado atrás, más irresistible es la voz que nos incita al regreso. Esta sentencia que parece común, sin embargo es falsa. El ser humano envejece, el final se acerca, cada instante pasa a ser siempre más apreciado y ya no queda tiempo que perder con recuerdos. Hay que comprender la paradoja matemática de la nostalgia: ésta se manifiesta con más fuerza en la primera juventud, cuando el volumen de la vida pasada es todavía insignificante".

No hay comentarios:

Publicar un comentario